Noticias

Falleció Luis Palau, quien dejó Maschwitz para predicar por todo el mundo

Luego de batallar contra un cáncer por tres años, murió en su casa de Portland, Estados Unidos, donde residía. Tenía 86 años.


 

Después de una batalla de tres años contra el cáncer de pulmón en etapa IV, el evangelista Luis Palau falleció este jueves.

El oriundo de Ingeniero Maschwitz murió a los 86 años, en su vivienda de Portland, Oregon.

Luis Palau entró en la historia moderna como uno de los contados hombres que les hablaron a más personas en el mundo.

Su mensaje fue, y es escuchado por más de 800 millones de personas en 112 países a través de la radio y la televisión, y tiene el privilegio de haberle hablado a más de 22 millones de personas cara a cara en 80 países del mundo, organizando, junto a un selecto grupo de colaboradores internacionales y con el apoyo de invitaciones locales, congresos, seminarios, charlas informales, conferencias y recitales-conferencia llamados Festivales.

Palau fue tapa de 1623 en la edición de octubre de 2020.

Luis Palau nació en Ingeniero Maschwitz allá por 1934. El 27 de noviembre había cumplido 86 años. En el año 1961 se casó con Patricia, con quien tiene cuatro hijos y 10 nietos.

Sus mensajes están orientados a la unidad familiar con el fin de rescatar y elevar los valores morales y éticos del Cristianismo Bíblico.

“Ciudades y naciones han oído a través suyo una clara exposición sobre temas sociales que afectan al ser humano y recibieron una alternativa que fortalece los vínculos familiares, la autoestima y el deseo de la gente por superarse y vivir una vida plena de felicidad, paz y amor”, definen, con pleitesía, desde su entorno.

 

El Billy Graham del pueblo de arena

Palau nació en una familia de clase media, su padre falleció cuando él tenía ocho años de edad. En 1946 se acercó a un templo protestante, donde se convirtió al evangelismo.​ Fue un admirador del también evangelista Billy Graham, cercano a Ronald Reagan, cuyos pasos siguió.

A los 3 años, en su Maschwitz natal.

En 1953 comenzó a predicar los fines de semana mientras durante la semana trabajaba en un banco. En 1957, él y otros amigos organizaron un programa de evangelismo en carpas y un programa religioso evangélico en una radio porteña.

 

El viaje que cambiaría su vida

 

Viajó a Estados Unidos, donde estudió en el seminario Multnomah School of the Bible, en Portland, Oregon. En esa ciudad se quedó a vivir hasta la actualidad. En 1961 se unió a una organización evangélica denominada SEPAL (actualmente OC International), para predicar a hispanohablantes. Ese año se casó con Patricia Scofield y consiguió así la nacionalidad estadounidense. Con su esposa Pat, Palau tendría cuatro hijos, los mellizos Kevin y Keith (1963), Andrés (1966) y Esteban (1969). Más tarde incluso tendría 10 nietos.

En diciembre de 1966 celebró su primera «campaña evangelíca» en Bogotá, Colombia. Un año más tarde fue nombrado director de SEPAL para América Latina y comenzó a formar un equipo de evangelización. Admirador de Billy Graham, Palau siguió fielmente sus métodos, hasta que tuvo el éxito suficiente que él buscaba, como para independizarse, en octubre de 1978.

Palau —con el equipo que había formado— abandonó SEPAL y fundó una nueva organización, la «Asociación Internacional Luis Palau».

Palau también se ha entrevistado con numerosos jefes de estado y altos funcionarios en muchas naciones, incluyendo siete visitas a la Casa Blanca después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 lo cual le hace ser una persona relevante para el mundo neo-protestante.

 

Su salud

 

Hace tres años, Palau fue diagnosticado con cáncer. Inicialmente no era alentador el pronóstico, pero aún lucha con la enfermedad. “Después de que me diagnosticaron cáncer de pulmón en estadio IV, solo me dieron unos pocos meses de vida. Pero alabado sea Dios, tenía otros planes, y ha sido una alegría quedarse un poco más para ver cómo el Señor continúa bendiciendo a este equipo y abriendo puertas emocionantes para el Evangelio”, expresó a 1623 el año pasado.

Esa experiencia le ayuda en estos tiempos y para poder afirmar su confianza en Dios. Siempre citan textos de la Biblia, el maschwitzense afirmaba que “el Señor es nuestro refugio y fortaleza, y que no debemos tener miedo de la oscuridad de la noche ni de la pestilencia del día”.

“Puede sentirse ansioso o temeroso en estos tiempos inciertos. Muchos de nosotros lo estamos. Sin embargo, tenemos mucho a lo que aferrarnos. . . tantas promesas y bendiciones del Señor”, expresó.

Sin dudas, Palau se convirtió no solo en el maschwitzense más conocido del mundo, sino también el más representativo y popular a la hora de replicar de la palabra de Dios.

 

Gustavo García
Show More
Cargando...

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *