Alfredo

Aportaciones sobre don Antonio “Tono” Lambertuchi

Dentro de la historia de los pueblos, hay personajes que, con sus hechos, hicieron sensibles aportes para el engrandecimiento del historial de la localidad donde les tocó actuar. Por Alfredo Melidore.  

Muchos de ellos perduran en el recuerdo del vecindario, de tal modo que, con solo decir su apodo, se sabe de quien se está hablando, tal el caso del “Tono” Lambertuchi, quien fue el primer intendente municipal que tuvo el Partido de Escobar.

Don Antonio, quien había nacido en Escobar el 16 de abril de 1914, fue un hombre de trabajo y de acción, que hizo de la solidaridad con sus semejantes su norte y su guía a lo largo de su vida.

Desde muy joven, por su quehacer laboral estuvo muy relacionado con la zona de nuestro exuberante Delta, allí comenzó a cosechar el aprecio y el respeto de los habitantes isleños, que luego se ampliaría al resto de la población escobarense.

En la década del 40 fue mayordomo en la Estancia “El Cazador”.

Radicado en el pueblo de Escobar, incursionó en negocios inmobiliarios, como así en una empresa de transporte colectivo desde Escobar al Río Luján.

Numerosas instituciones de bien público lo tuvieron como incansable colaborador (entre muchas otras: la Sociedad de Bomberos Voluntarios y la Sociedad Fiesta Nacional de la Flor).

A fines de la década del 50 presidió los destinos del Club Atlético Independiente, bajo cuya administración se obtuvieron resonantes logros, tanto en la faz deportiva como social. De esa época, se destaca la gran pileta de natación construida en el campo de deportes.

Con el advenimiento de Juan Domingo Perón a la escena política argentina, Antonio Lambertuchi se halló entre los primeros adherentes al Partido Peronista de Escobar, donde militó hasta el cruento derrocamiento del segundo gobierno justicialista en 1955.

Luego de creado el Partido de Escobar y cuando se realizaron las elecciones de 1960 (estando proscripto el peronismo), encabezó la lista de la Unión Vecinal y fue elegido por el voto popular como primer Intendente Municipal del nuevo distrito. Su próspera gestión se vio interrumpida en 1962, tras uno de los tantos golpes de estado que sufrió nuestro país, pero nuevamente en 1963, reabierto el proceso electoral, fue votado para el cargo de Intendente, desempeñándose en el mismo hasta 1966, cuando otro movimiento militar interrumpió su segundo gobierno comunal.

Por esos desgraciados vaivenes de la política nacional de esas épocas, el querido “Tono” Lambertuchi, no pudo completar ninguno de sus dos mandatos.

Hoy, el Palacio Municipal y un populoso barrio de Escobar, ostentan su nombre.

Antonio Lambertuchi, falleció el 28 de marzo de 1979, cuando le faltaban pocos días para cumplir 65 años.

 

 

  (*) historiandoescobar@hotmail.com

 

Show More
Cargando...

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *